A todo vapor!

Hace años, los amigos del Cimaf, organizaron por primera vez una jornada especial denominada “A todo vapor”. Ese día únicamente utilizaban locomotoras a vapor para llevar sus trenes e invitaban a participar a las demás asociaciones a ese evento. Nosotros fuimos en varias ocasiones. De hecho en el cartel hemos utilizado una fotografía de la locomotora Amparo del CFVRt en el circuito del Cimaf.

Así que, siguiendo el ejemplo de los amigos del Cimaf, organizamos el 7 de febrero de 2009 nuestro primer A Todo Vapor. Encendimos todas las locomotoras operativas del parque e invitamos a los demás parques para que trajeran sus locomotoras a vapor y hacer una jornada inolvidable.

La experiencia nos gusto y decidimos celebrar un A Todo Vapor una vez al año. Encendemos todas las locomotoras operativas que tenemos, las TJV 030 María y Ventura, las TJV 020 Ángela y Matius, la Engerth 230 Porxinos y la Decauville 030 Amparo, protagonista de nuestro póster y ya conocida por todos por ser la titular de nuestro parque.

A estas 6 locomotoras les acompañan todas las que nuestros amigos de los parques invitados de Benicassim (Castellón), Almoines (Valencia), Torrellano (Alicante) y Cimaf (Madrid) traigan.

Con estas jornadas se pretende enseñar al público la verdadera alma de esta afición, las locomotoras a vapor. También tiene una segunda intención, mantener este material en perfecto funcionamiento, pues su manejo y mantenimiento es difícil y requiere un buen conocimiento de la mecánica de las locomotoras a vapor, mucho más complicadas que las movidas por motores eléctricos o térmicos. También es necesario dominar el arte del encendido, consiguiendo con un puñado de carbón el calor suficiente para generar el vapor y la presión necesarias para que la locomotora pueda arrastrar su tren.

Nuestras locomotoras a vapor funcionan exactamente igual que las locomotoras grandes. La diferencia entre una locomotora Decauville 030 (de tres ejes) de las utilizadas en los ferrocarriles secundarios y la locomotora Decauville 030 de nuestro parque es únicamente su tamaño. Hay, ciertamente, alguna pequeñas diferencias, pero su funcionamiento sigue los mismos principios.

A todos, gracias por participar. Sólo queremos poder definir la jornada como un éxito. Éxito tanto de participación como de público disfrutando disfrutado juntos, en un día de frío invernal, de nuestra afición. No dude en ir cualquier domingo al parque de Maldonado si no pudo asistir al A Todo Vapor, siempre podrá ver alguna locomotora de vapor encendida, aunque esto sólo es posible si vienen los socios que tienen los conocimientos suficientes para conducirlas.

Shares