Presentación

En 1986, durante la celebración de la Asamblea General Ordinaria de la Asociación Valenciana de Amigos del Ferrocarril, el socio Rafael Fernández-Llebrez levantó la mano en los ruegos y preguntas para solicitar a la Asamblea que se acordara realizar una visita al circuito de trenes de Vapor Vivo que los amigos del Grupo Vapor Castellón había construido en la localidad castellonense de Benicassim. Tras aprobar la actividad, nos pusimos manos a la obra para organizar el viaje y así nació el germen de lo que se denominó Grupo Vapor Valencia y que posteriormente derivó al Centro Ferroviario Vaporista de Riba-roja de Turia. El periódico Levante recogió en sus páginas esta visita.

     De este viaje surgió la idea de construir un circuito de trenes de Vapor Vivo (denominación de este tipo de ferrocarril) en Valencia y así comenzamos a presentar propuestas a varios Ayuntamientos para la construcción en un parque de un circuito de vapor vivo donde desarrollar esta actividad. Fue el Ayuntamiento de Ribarroja del Turia el que acogió la propuesta y al poco tiempo procedió a realizar las obras necesarias para la construcción de un circuito de Vapor Vivo dentro de un parque municipal de la ciudad, el parque Maldonado .

     El circuito de Vapor Vivo se construyó en el verano-otoño de 1989, inaugurándose el 26 de noviembre ese año. Desde entonces está funcionando sin interrupción y actualmente está gestionado por el C.F.V.Rt. a raíz de la renovación de la asociación realizada en 1992.

    En el año 2005 se iniciaron las obras de mejora del circuito, con renovación integral de la plataforma donde se asienta la vía y el rediseño del recorrido, adecuando los radios de curva a la normativa NEM para este tipo de ferrocarril.

    El circuito actual tiene 620 metros de recorrido, una estación término (Terme) y cuatro estaciones de paso ( Enllaç, La Llacuna, Túria y Pinar) así como un depósito-taller, un depósito anexo y un depósito semienterrado donde se guarda el material rodante.

    En el taller se construyen, reparan y mantienen las locomotoras y vagones por los propios socios. En total, junto al circuito principal, vías anexas, de sobrepaso, maniobras y estacionamiento, el circuito tiene unos 800 metros de vías y 22 desvíos.

     La señalización para la circulación se realiza mediante señales luminosas de tres colores. Los trenes circulan en ambos sentidos, para lo que se realizan cruces en las estaciones intermedias.

     La circulación de los trenes sigue un reglamento de circulación que está basado en el que tenía la compañía NORTE ya que ésta estaba en Valencia antes de la creación de Renfe en 1941. Las estaciones están intercomunicadas mediante radio-emisoras portátiles. El Jefe de Circulación da las órdenes a los demás Jefes de Estación y estos solicitan vía libre a los restantes o entre estaciones vecinas. Los trenes circulan en ambos sentidos, realizando los cruces en las estaciones, sin embargo, cuando la afluencia de público es muy numerosa, los trenes circulan a la vista y todos en un mismo sentido.

Shares